Primeros pasos en LinkedIn (y se reactiva la BAE)

Empezamos a conversar la semana pasada sobre LinkedIn y su utilidad para personas con un perfil profesional medio o bajo. Introdujimos también la idea de que hacer el ejercicio de estar en LinkedIn, con el apoyo de la orientación laboral, puede generar efectos secundarios muy positivos para la persona en búsqueda de empleo, una reactivación de la bae (gracias, Pedro, por encontrar unas palabras mucho más acertadas).

Hoy quiero hablar sobre cómo empezar en LinkedIn y cuáles son algunos de esos efectos secundarios para la búsqueda de empleo, de forma más concreta. No quiero ser exhaustivo sobre los pasos para configurarse una cuenta en LinkedIn (hay un montón de guías muy útiles sobre esto), sino centrarme más bien en los efectos positivos para la reactivación de la bae y en cómo afrontar todo este proceso con personas con poca experiencia y formación.

DARSE DE ALTA EN LINKEDIN

1En las primeras pantallas al darnos de alta se nos piden unos datos muy básicos de contacto. LinkedIn tendrá en cuenta el “cargo” o “último cargo” que indiquemos para configurar nuestro “Titular”. El titular es una descripción breve sobre nuestro perfil profesional, nos sirve para posicionarnos, para transmitir en palabras clave en qué somos buenos, qué nos hace valiosos. Este apartado es muy importante, por lo que más adelante profundizaremos en cómo trabajarlo.

En sucesivas pantallas, LinkedIn intenta que comencemos ya a configurar nuestra red profesional a través de los contactos que encuentra en la agenda de nuestro correo electrónico. Mi opinión es que, a esta altura del proceso, es preferible centrarse en configurar el perfil y, una vez lo tengamos lo más completo posible, empezar a tejer nuestra red. En cualquier momento LinkedIn nos va a facilitar que invitemos a personas de la agenda de contactos de nuestro correo, así que no perderemos esa posibilidad.

También nos invitan a descargarnos la app. No es necesario hacer esto tampoco en esta fase. Podemos encontrar la app en la tienda de Google o en iTunes y nos ahorraremos el coste del sms.

10

Por último, nos dan la opción de ser clientes premium o de utilizar la versión básica y gratuita. Este es un momento perfecto para refrescar cuáles son las utilidades más claras de LinkedIn:

  • Crear un perfil profesional y ampliar nuestra red de contactos.
  • Unirse a grupos profesionales o de antiguxs alumnxs.
  • Buscar y solicitar empleos.

 

EFECTOS SECUNDARIOS en esta fase:

  • Si trabajamos bien este momento, tenemos una oportunidad estupenda para aportar información sobre cómo funciona el mercado laboral, sobre qué son los perfiles profesionales, para empezar a pensar en las competencias que definen a la persona como profesional, su autoconocimiento.
  • Información sobre cómo las redes tienden a la interconexión. LinkedIn se conecta con el correo electrónico, por ejemplo. Pero es que también lo puede hacer con webs de empresas cuando les queremos enviar el CV. Cada vez más empresas cuentan en su web con un botón que permite de forma sencilla enviar los datos desde LinkedIn a su propio sistema, ahorrándonos tediosos procesos de inscripción. Por ejemplo:

pr

  • Ya podemos empezar a “dar collejas” con las faltas de ortografía. 😉

 

CUMPLIMENTAR EL PERFIL

13LinkedIn quiere facilitarnos la cumplimentación del perfil con las cajas de fondo azul justo encima de nuestro perfil. Como a veces pasa con lo fácil, no es lo más conveniente. Yo prefiero utilizar las cajas de colores que nos presentan más abajo y que representan las distintas secciones con las que podemos componer el perfil.

Para partir de algo que ya conoce la persona (el esquema de un CV), podemos centrarnos primero en la experiencia y los estudios y pasar más adelante a las aptitudes y el extracto. En estas dos secciones es conveniente usar la caja “Descripción” para añadir todas las palabras clave que describan esas experiencias laborales.

24

Si tenemos imágenes o vídeos de estos trabajos o acciones formativas, también tenemos la posibilidad de incluirlas (una vez descrita toda la experiencia o la formación, en este botón: 25). Esto le aporta un aspecto muy difícil de conseguir con el CV tradicional.

15Una vez tengamos la experiencia laboral y educativa, seguro que nos resulta más fácil elaborar un buen extracto. Esta parte del perfil es muy importante y suele ser lo primero que se mira de un perfil, por lo que es el lugar en el que señalar nuestros valores profesionales, los logros, nuestros intereses y afanes profesionales. Tenemos que preguntarnos “qué he conseguido, en qué soy bueno, qué me define como profesional”.

LinkedIn también tiene un apartado para que consignemos las aptitudes, las competencias que nos definen como profesionales, aquello que nos hace valiosos como 16profesionales y que luego nuestra red de contactos va a poder validar. Este aspecto también es intraducible en un CV. Sobre el papel yo puedo poner que soy un hacha con el Power Point y el reclutador/a sólo puede aceptarlo o no. Sin embargo, al estar en una red social, la propia comunidad, sin mediar intereses de por medio, es la que confirma mis aptitudes.

El titular profesional aparece justo debajo de nuestro nombre. Está compuesto por 120 caracteres y sirve para definirnos brevemente ante personas y empresas que se puedan interesar por nuestro perfil. Pedro de Vicente en un artículo del imprescindible Exprimiendo LinkedIn lo deja muy claro:

Por favor, utiliza este apartado (120 caracteres con espacios incluidos), para definir tu POSICIONAMIENTO PROFESIONAL, aquello en lo que realmente eres bueno, aquello que te da valor ante tus posibles contratadores, aquello que te hace diferente. Al fin y al cabo, que tipo de Posicionamiento es ese que dice: “Buscando un nuevo proyecto profesional de forma activa”!!!!. Por favor, deja claro no “quién eres”, sino “qué puedes hacer por ellos”.

23Por último, en el apartado de datos personales es fundamental incluir una foto y personalizar la url de contacto. Se suele recomendar que la url sea “limpia”, compuesta por nombre y apellidos y nada más. En el momento en que tengamos nuestro perfil de LinkedIn bien cumplimentado, podremos añadir esa dirección url a nuestras autocandidaturas y CVs para que posibles empleadorxs puedan visitar nuestro espacio en LinkedIn.

En cuanto a la fotografía hay cientos de teorías y posicionamientos al respecto (este artículo de Esmeralda Díaz-Aroca, me parece que está bastante bien). Yo diría que ha de ser profesional pero cercana. Si nos mantenemos alejados de extravagancias, es difícil equivocarse.

 

EFECTOS SECUNDARIOS:

  • Conocimiento exhaustivo de nuestro vida laboral. Es muy habitual que no conozcamos en profundidad nuestra propia vida laboral. Este conocimiento es muy importante en la bae, porque nos va a servir para encauzar nuestra búsqueda, concretar objetivos, conversar sobre nuestro trabajo y nuestro desarrollo como profesionales en cualquier momento de un proceso de selección. El más claro e importante de estos momentos es la entrevista. En demasiadas ocasiones, candidatxs a un puesto de trabajo no han podido contarme nada significativo sobre una experiencia laboral o sobre un curso de formación. Si no me puedes contar nada sobre eso, ¿lo borramos del CV? Gracias al ejercicio de tener que consignar nuestra vida laboral y formativa en LinkedIn, podemos aprovechar para extraer información importantísima:
    • ¿Cómo conseguiste ese trabajo?
    • ¿Qué fue lo más importante que aprendiste en aquel curso?
    • Cuéntame un logro que consiguieras en ese trabajo, aquella vez que te felicitaron.
    • ¿Qué se te daba mejor en ese trabajo en concreto?
    • ¿Cuál fue la mayor equivocación que cometiste y cómo lo solucionaste?
    • ¿Qué era lo que más te gustó de aquel curso?
  • El trabajo sobre las aptitudes o competencias es también crucial, especialmente en personas con poco recorrido formativo o de experiencia. Es muy común que si preguntamos por las competencias nos encontremos con silencio o con tópicos poco útiles (soy muy serix, responsable y puntual -lo de la puntualidad es una obsesión). Hay que forzar un poco para desentrañar cuáles son las características realmente diferenciales de la persona. Si se cierra en banda o se siente totalmente incapaz, entonces tiene deberes para la siguiente tutoría: tiene que preguntarle a sus familiares, conocidxs, amigxs,…: ¿qué me hace especial? ¿Qué me hace distintx? ¿Cuándo hago algo bien, por qué es, qué es lo que me diferencia?
  • Todo este trabajo sobre los logros, las capacidades, las habilidades, las competencias, unido a la comprobación de que lo puede hacer, que está rellenando apartado tras apartado (¡y os aseguro que los rellenan!), afecta de forma positiva a la autoestima y a la imagen positiva de la persona.
  • También se trabajan conocimientos digitales básicos, como por ejemplo, cumplimentar un formulario con un teclado físico, o cómo cargar un archivo desde el ordenador a internet. Al cargar la foto en el perfil con la típica ventana de “examinar”, podemos aprovechar para explicar que esa es la forma más habitual de subir un archivo (puede ser una foto, pero también el CV, un pdf con una carta de recomendación, o lo que sea).

En el próximo post terminaremos esta serie sobre LinkedIn hablando sobre cómo configurar la red de contactos y sobre los grupos.

 

Anuncios

3 pensamientos en “Primeros pasos en LinkedIn (y se reactiva la BAE)

  1. Pingback: LinkedIn puede tener efectos secundarios (muy buenos) | SQUATTERS

  2. Pingback: Grupos y red de contactos en LinkedIn | SQUATTERS

  3. Pingback: ¿Y si con encontrar trabajo no es suficiente? | SQUATTERS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s