Grupos y red de contactos en LinkedIn

Este es el último post que en Squatters voy a dedicar a LinkedIn y a los efectos secundarios positivos que pienso que tiene para reactivar la bae (especialmente en perfiles profesionales de cualificación media o baja). En el primer post conversamos sobre algunas ideas introductorias, en el segundo nos centramos en cómo empezar a cumplimentar el perfil y, en este último, voy a hablar sobre cómo configurar la red de contactos y sobre los grupos de LinkedIn.

CÓMO CONFIGURAR LA RED DE CONTACTOS

Uno de los aspectos que aportan un valor diferencial a la bae en redes sociales es la facilidad de establecer contacto con profesionales y empresas, la posibilidad de conversar y de generar oportunidades profesionales. LinkedIn es además una red social centrada en lo profesional, con lo que este aspecto está más claro y potenciado.

Desde el inicio, cuando nos damos de alta, están tratando de facilitarnos la creación de nuestra red de contactos. Una vez que estamos dentro y ya tenemos nuestro perfil, siguen en ello: basándose en los datos de nuestro perfil profesional y en nuestra agenda de contactos del correo electrónico, LinkedIn nos ofrece de continuo posibles perfiles profesionales que podrían ser de nuestro interés.

1En el botón de gestión de contactos normalmente encontraremos las invitaciones que otras personas nos hagan llegar así como propuestas de “gente que podrías conocer” y la opción de repasar la agenda de contactos de nuestro e-mail.

Además, en las publicaciones de “Inicio” se anuncian los nuevos contactos de las personas de tu red: si son personas que les interesan a mis contactos, ¿me interesarán a mí? Y cada vez que tenemos un contacto nuevo, nos ofrecen nuevos perfiles similares o que están relacionados con éste. O sea que no vamos a tener problemas con no saber por dónde ir tejiendo nuestra red.

Al empezar a buscar contactos, podemos tener en cuenta las siguientes variables: personas que ya conozcamos en el mundo físico, sector, cargo en la empresa, número de contactos en LinkedIn, proximidad geográfica, …

Por ejemplo, imaginemos que estamos acompañando a una persona que ha trabajado en una empresa como técnico de limpieza y acaba de finalizar un curso también relacionado con la limpieza y el mantenimiento. Nos convendría buscar:

  • Antiguxs compañerxs de trabajo, superiorxs, tutorxs y formadorxs del curso que acaba de terminar.
  • Empresas en las que trabajó y demás empresas del sector que existan en la ciudad. También podemos buscar empresas punteras del sector aunque no tengan oficina física en nuestro lugar de residencia. En una ciudad como Badajoz, por ejemplo, a veces nos encontramos con grandes empresas que no tienen sede física aquí, pero sí dan servicio en la ciudad. En el ejemplo, podríamos buscar también las grandes empresas de servicios.
  • Además de contactar con esas empresas, podemos buscar personas con cargos en ellas que nos interesen, especialmente profesionales de Recursos Humanos y cargos intermedios, o gerentes territoriales.
  • Si podemos contactar con personas con muchos contactos y que se encuentren cercanas geográficamente, mucho mejor.

La personalización de los mensajes es muy importante al enviar invitaciones para formar parte de nuestra red. Así que cuando veamos a una persona en LinkedIn que nos puede interesar, tenemos que leer y entender bien en qué consiste su perfil, a qué se dedica, cuáles son sus intereses. Así, al escribirle mostrando interés en formar parte de su red, sabremos focalizar en aspectos que nos interesen a lxs dos. El objetivo es entablar una relación profesional que dé pie a oportunidades laborales. (Este “oportunidades laborales” es amplísimo y, aunque es evidente que la necesidad manda, no podemos ser cortoplacistas o tener una mirada estrecha en esto. Una oportunidad laboral puede consistir en la oportunidad de aprender algo nuevo, de acceder a nuevas fuentes de información… Por experiencia, creo que esta puede ser la parte más complicada de hacer llegar a una persona que necesita un trabajo ¡ya! pero hay que intentar dejarlo claro desde el principio).

Desde la app de LinkedIn no se pueden personalizar las invitaciones, por lo que es conveniente hacer este paso desde un ordenador.

3Cuando queremos contactar con una nueva persona para nuestra red, la ventana de invitación de LinkedIn nos obliga a elegir el tipo de relación que tenemos con esta persona y nos advierte de que debemos contactar exclusivamente con profesionales a lxs que conozcamos. No entiendo muy bien esta restricción y doy por sentado que es práctica común indicar que la relación es de “Amigos/as”, aunque no conozcamos aún a esta persona. Señalo esto también porque algunas personas a las que estaba acompañando en este proceso se han mostrado extrañadas y reluctantes a marcar ese tipo de relación con un desconocidx, hasta que les he contado que es habitual en LinkedIn hacerlo así.

GRUPOS EN LINKEDIN

Estar en grupos nos puede interesar para conocer más perfiles interesantes, estar informadxs y participar en temas de nuestro sector, e incluso encontrar ofertas de empleo.

Siguiendo con el ejemplo de la persona que se dedica a la limpieza: Si hacemos una búsqueda rápida en LinkedIn con la palabra “limpieza”, nos aparecen múltiples resultados. Así, 4a bote pronto, veo tres grupos con temáticas variadas y que podrían ser de interés: uno sobre limpieza sostenible, otro sobre maquinaria para limpieza y un foro genérico. Entre los tres suman más de 1700 miembros.

Existen múltiples grupos sobre búsqueda de empleo y orientación laboral e incluso de ofertas de empleo, que también nos pueden interesar para conseguir información útil y aumentar nuestros contactos.

Si encontramos un grupo del que queremos formar parte, nos podemos encontrar:

  • Admisión abierta, con lo que pasaríamos a formar parte directamente del grupo.
  • Hay un proceso de admisión, con lo que tenemos que esperar a que nos confirmen la admisión.
  • El grupo está cerrado y no admite más miembros.

Con las personas con las que habitualmente trabajo puede ser difícil aspirar a generar contenidos propios, por lo que los grupos son un espacio muy interesante para encontrar contenidos, compartirlos y conversar con otras personas sobre ellos.

EFECTOS SECUNDARIOS en esta fase:

  • La más evidente es que aumenta nuestra red social. Sabemos que la mayoría de trabajos se consiguen a través de la red social y con este ejercicio estamos incidiendo directamente en ese aspecto.
  • Descubrimos nuevas empresas a las que nos podemos dirigir. Es lo bueno de una red. Empiezas a tirar de un hilo y van saliendo oportunidades que no conocías. Contactas con una persona que trabaja en una empresa en la que estuviste y descubres en su perfil otra empresa que no conocías, o una formación en la que no habías pensado…
  • Es una oportunidad estupenda para mejorar el conocimiento sobre el mercado laboral, los sectores de trabajo, las funciones y perfiles dentro de una empresa. En muchas ocasiones me he encontrado con personas que no saben qué es RRHH, o que trabajan como pinche de cocina y no saben que están en el sector de la restauración. Mejorar el conocimiento sobre estos aspectos es importante para que la persona en bae tenga una visión más completa sobre el mundo profesional y para que sea capaz de transmitirlo en un proceso de selección, por ejemplo.
  • Creo que esta fase también puede servir como refuerzo del ánimo y de la energía para seguir en la bae, pues vamos viendo como nos responden, cómo muestran interés en nuestro perfil profesional…
  • Por último, entrenamos la forma de expresarnos, la ortografía, la capacidad de análisis al examinar los perfiles, el vocabulario, fórmulas al escribir cartas de presentación…

 


Con esta serie de posts sobre LinkedIn he querido dar una pincelada sobre las posibilidades que, desde la orientación laboral, veo que tiene esta herramienta para la búsqueda de trabajo de personas en situación de vulnerabilidad. Creo que por las características intrínsecas de las redes sociales (centradas en el establecimiento de relaciones y en la conversación), por el aporte democratizador que supone la tecnología (al alcance de muchísima gente) y por el carácter intuitivo y facilidad de uso de la mayoría de las apps actuales, nos encontramos ante una oportunidad de avance cualitativo. Hay mucho trabajo por hacer y creo que hay que empezar a hacerlo ahora. Tenemos que  dejar a un lado miedos y prejuicios (con la tecnología y con las personas) y remangarnos para sacarle el máximo partido a esta oportunidad.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Grupos y red de contactos en LinkedIn

  1. Pingback: LinkedIn puede tener efectos secundarios (muy buenos) | SQUATTERS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s