No son enchufes, son recomendaciones

La semana pasada estuve en Nápoles y quería compartir algunas ideas que se me han ocurrido en ese viaje sobre las recomendaciones en la búsqueda de empleo

Nos estuvimos hospedando en el B&B Olimpo degli Dei, un hostal tan pintoresco como su propio nombre, y tremendamente hospitalario. El último día de nuestro viaje decidimos preguntarles por un buen sitio para comer spaghetti alle cozze (espagueti con mejillones). El dueño del hostal, tras pensarlo unos segundos, nos habló de la Osteria degli Angioini a la que él iba con su familia a comer pizza e pesce. Nos contó que el sitio estaba a la vuelta de la esquina y que servía unos platos exquisitos. Pero no sólo hizo eso. Ante nuestra sorpresa, empezó a escribirnos una recomendación para que se la entregáramos a Pasquale, en el restaurante. Un poco avergonzadxs, pero con mucha curiosidad y grandes expectativas, nos dirigimos a la Osteria, entregamos la carta, que fue recibida con una sonrisa de complicidad y con muchísima amabilidad, y comimos uno de los mejores platos de pasta de todo el viaje.

Esto me hizo pensar en cómo funcionan las recomendaciones en el ámbito del trabajo y de la búsqueda de empleo. Muchas de las personas que participan en el programa de empleo en el que trabajo piensan que sólo se empieza a trabajar en un sitio por enchufe. Yo trato de explicarles que no es sólo eso, sino que a veces nos es útil simplemente una mano que nos abra la puerta, una persona a la que conozcamos en la empresa, o que haya trabajado allí, y conozca a alguien dentro. Nuestro CV no va a entrar igual si va acompañado de otros mil que si va de la mano de alguien conocido. No es necesariamente un enchufe, es una tarjeta de visita diferente. Pensar que es un enchufe nos lleva a la parálisis (¿para qué voy a seguir esforzándome si sólo entran lxs enchufadxs?), saber de la importancia de las recomendaciones, nos debería llevar a la acción: buscar en nuestra red de contactos a las personas adecuadas que nos sirvan de enlace con nuestro objetivo. Además, es una dinámica en la que salimos beneficiadxs todxs. Nosotrxs comimos excelente pasta, el restaurante tuvo una mesa más ocupada y el dueño del hostal quedó bien con sus clientes y con sus proveedores. Win win win.

Cuando nos queremos acercar a una empresa, nos conviene investigar si tenemos algún contacto que nos pueda facilitar la entrada, que nos pueda allanar el camino que luego tendremos que recorrer nosotrxs. Una vez más: no es un enchufe. Algo parecido a esto, relacionado con LinkedIn (y con mucho más atino 🙂 ), lo explica de maravilla Pedro de Vicenteaquí y aquí, hablando de las presentaciones de LinkedIn y de cómo tenemos desaprovechado el segundo nivel de contactos. Explica que nuestro primer nivel de contactos debería estar compuesto sólo por gente a la que conozcamos de verdad (con quienes hayamos trabajado, realizado cursos, compartido proyectos, …) y que a través de ese primer nivel podemos conseguir que nos “presenten” a nuestro segundo nivel.

Pienso también, sin salir de LinkedIn, en cómo todo este sistema, que puede ser muy útil y eficaz si se utiliza con coherencia y transparencia, puede perder valor si lo usamos mal. Hace no mucho me llegó el siguiente mensaje privado:

Sin título

Le respondí que no puedo validar las aptitudes de alguien a quien no conozco personalmente. Pero no es sólo eso, es que el sistema se corrompe y pierde valor. ¿De qué me sirve tener 99 votaciones en mis aptitudes si es evidente que me las han validado desconocidxs?

En resumen: en la búsqueda de empleo, pidamos recomendaciones y presentaciones, seamos proactivxs con esto y no tengamos vergüenza. Pero hagámoslo bien, desde la honestidad y la coherencia, o el sistema pierde valor.

PD. Ya que el post trata sobre recomendaciones, ahí van unas cuantas sobre Nápoles:

  • Pizza en Dal Presidente, Starita y Di Matteo. Barata e impresionante.
  • Ragú en Tandem.
  • Callejea por Nápoles, es una ciudad tremendamente vitalista y con detalles en cada rincón.
  • Conecta y fluye con el tráfico: es toda una experiencia.
  • Con el funicular puedes subir hasta el Castillo de San Elmo, desde donde hay unas vistas impresionantes de la ciudad.
  • Escucha y contempla a la gente: es un espectáculo.
  • Visita la costa amalfitana.
Anuncios

15 pensamientos en “No son enchufes, son recomendaciones

  1. Siempre he pensado esto que comentas en esta entrada en tu blog, abrir puertas, facilitar, el boca a boca no tiene nada que ver con enchufar ni con prevaricar. Un saludo

    Me gusta

    • ¡Hola, José Luis! Muchas gracias por comentar. Sí, yo también lo tengo clarísimo, y lo he escrito porque me sigo encontrando a personas en búsqueda de empleo que se desesperan con el pensamiento de que no tienen posibilidades sin enchufe. ¡Hay que buscar la presentación, la recomendación!
      Un cordial saludo.

      Le gusta a 1 persona

      • Te diré una curiosidad tuve una experiencia que tiene que ver con el tema que me dijo que eso era prevaricar, jajaja, y por otro lado también te diré que para qué tener contact@s si luego nadie es capaz de mojarse por nadie con una simple presentación. He enviado petición de presentación en muchas ocasiones a personas en la red LinkedIn y ni me han contestado. Por lo que un día determine que hay que cribar los contact@s que a mi me gusta llamar personas, quiero pocos y de calidad, personas, no perfiles. Un saludo cordial.

        Le gusta a 1 persona

      • Sobre las presentaciones, el artículo y la charla de Pedro de Vicente que están en el artículo, me parecen muy buenas ideas. ¡Hay que seguir intentándolo! Un saludo, José Luis.

        Le gusta a 1 persona

  2. Eso por supuesto yo busco siempre desde la resiliencia, me rodeo de los mejores que no tienen que ser los mejores profesionales, quizás si las mejores personas que destacan por sus valores y aptitudes, y nada ni nadie me frena en mi empeño de encontrar una oportunidad laboral seria. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Por recomendación entiendo que un tercero (sin poder de decisión en el proceso selectivo) recomienda a un candidato para un puesto determinado, pero no lo decide directamente. Por enchufe entiendo a una persona que obtiene un puesto gracias a la intervención de un tercero que tiene poder directo en la toma de decisiones del proceso selectivo para dicho puesto y que por afinidad familiar, cientelismo, intercambio de favores, etc decide a un candidato por delante de los demás.

    El sistema es win-win-win en un caso como el que describes, en el que te recomiendan que vayas a comer a un restaurante, pero no es siempre así en entornos laborales. En un entorno laboral basado en la recomendación y el enchufe, no todos salen beneficiados. La persona que, teniendo mejores capacidades o destrezas objetivas para un puesto en concreto, se ve sobrepasada por otro candidato objetivamente peor pero que goza de recomendaciones más potentes o, aún peor, de enchufe, claramente sale perjudicada. Sé que quizás sea utópico, pero en los entornos laborales la selección de candidatos no debería estar basada en la recomendación (y por supuesto nunca en el enchufe), sino en procesos que persigan la objetividad y en los que las virtudes y capacidades de un candidato sean las que decidan quién ocupa el puesto. Las recomendaciones son útiles, pero deberían tener un peso relativamente pequeño, la selección no debería girar en torno a las recomendaciones. Los enchufes, por supuesto, nunca deberían existir.

    Me gusta

    • Hola, Iván. Muchas gracias por tu comentario.
      Por supuesto, lo ideal sería que pudiéramos realizar una medición objetiva de las capacidades, aptitudes y conocimientos de los candidatxs y llegar a una conclusión objetiva sobre el mejor candidatx. Cuando hablo de las recomendaciones en el mercado laboral, en un proceso de selección, por ejemplo, me refiero a un proceso en el que la opinión de terceros (la recomendación) también es buena información como parte del proceso, en ningún caso que la selección gire alrededor de ellas.
      Por otra parte, la idea principal de este post es tratar de deshacer la habitual identificación entre enchufe y recomendación. No son la misma cosa. Los enchufes en ningún caso son deseables. Las recomendaciones, en tanto en cuanto las personas nos relacionamos socialmente (y en los trabajos no sólo profesional, sino también personalmente), son inevitables y, en algunas situaciones, una buena información parte del proceso de selección. Desde el punto de vista de orientación laboral y de las personas en búsqueda de empleo, pienso que es importantísimo diferenciar los dos conceptos, porque me parece que uno conduce a la apatía y el otro a poner en marcha una vía más (quizá una de las más fructíferas) de la búsqueda de trabajo.
      Un cordial saludo.

      Me gusta

  4. Totalmente de acuerdo. Muy bueno el artículo comparativo con las experiencias de viajes y descubrimientos. Justamente allí es donde aprendemos de la vida, nada mejor que utilizar ese aprendizaje para la dinámica laboral. Y si… maravilloso perderse por las calles de Nápoles ;-).
    ¡Gracias Raúl! Saludos

    Me gusta

  5. Pingback: Para atrás, ni para tomar impulso!

  6. Creo que en cierto modo llevas razón pero mis conocidos de facebook que son mis amigos, no todos tienen Linkedin y yo lo hago por abrirme fronteras de no solo mis conocidos, porque en algún momento un (menos conocido) sube un posible puesto de trabajo y con el simple hecho de estar en su red puede preguntar y si da la casualidad porque esto es asi que has intimado mas en tema laboral y de conocimientos y te promociona!!! Creó que aquí el factor suerte va muy ligado al trabajo pero siempre en +. Normalmente un menos conocido puede ir con mas buena fe que un supuesto conocido de tiempo.

    Me gusta

    • Gracias por comentar, Juan Luis. La gestión de la red social es importantísima para la búsqueda de empleo. Y en esta gestión entran todos los canales que se nos ocurran. Yo ponía el ejemplo de LinkedIn, porque me parece muy ilustrativo, pero cualquier red puede ser útil. Y no podemos olvidar la red no virtual. También hay que trabajarla. ¡Que la suerte nos encuentre preparadxs! Y siempre desde la honestidad y la coherencia.
      ¡Buen domingo! 🙂

      Me gusta

  7. Pingback: Que la búsqueda de empleo no se te vuelva en contra | SQUATTERS

  8. Hola, acabo de entrar y me gusta los contenidos que voy leyendo. Estoy de acuerdo que la mayoría de las veces se trata de recomendaciones y no tanto de enchufes .Pensar en los últimos, anquilosa el proceso de búsqueda de empleo , perdiendo el dinamismo como bien dices. Esto lo vemos día a día en nuestro trabajo, y se ha de cambiar.
    Saludos cordiales

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s