En la búsqueda de empleo, ¿cuentas o muestras?

Hace unas semanas escuché en la radio a un profesional del marketing hablando de cómo la tendencia se estaba dirigiendo del storytelling al storydoing. No me cuentes historias, demuéstrame tu valor. Me pareció que la imagen era trasladable al mundo de la búsqueda de empleo y al paso que tenemos que dar hacia ser capaces de mostrar nuestro valor y nuestras competencias a lo largo de todo el proceso de búsqueda.

La idea consiste en dejar atrás una presentación de nuestro perfil profesional centrada en los títulos conseguidos y los puestos de trabajo desempeñados, para ofrecer a nuestrxs posibles empleadorxs una visión más concreta de qué podemos conseguir profesionalmente, cómo podemos aportar valor a su negocio.

¿Cómo podemos hacer este cambio de enfoque en nuestro perfil profesional? Primero pienso que sería interesante tener claros cuáles son nuestros hitos profesionales, cuáles son nuestras historias de éxito en los trabajos que hemos tenido, en los estudios que hemos cursado o en los cursos en los que hemos participado. Recomiendo un repaso en profundidad de la trayectoria profesional, buscando ese valor, los puntos de inflexión que supusieron un cambio cualitativo en nuestro desempeño. ¿Qué hice bien en aquel trabajo? ¿Qué aprendí que cambió mi forma de enfrentarme a mi sector en aquel curso? ¿Con qué dificultad me encontré que me hizo crecer y superarme a mí mismo? Incluso trataría de colocar esos hitos en un continuo temporal, si es posible.

Una vez hecho esto, pienso que podemos poner en marcha algunas estrategias que vayan “contagiando” el perfil profesional de este enfoque storydoing.

En el cv y en el extracto de LinkedIn

Cada vez más se recomienda utilizar el apartado “Perfil profesional” en el cv. Indicar en este apartado, de manera resumida qué propuesta de valor aportas como profesional a la empresa a la que te diriges. La idea es mostrar qué hemos hecho en el pasado, para que sirva de evidencia de que podemos aportar esto a una empresa en el futuro. De ahí la necesidad del ejercicio del párrafo anterior. Como ya conocemos nuestros éxitos, nuestros momentos clave en nuestra vida profesional, este puede ser un espacio para indicarlos. Por ejemplo, si tenemos un perfil comercial, podemos hablar de ventas conseguidas. O si hemos trabajado en un almacén, de la vez que aportamos una idea que supuso una mejor gestión en la recepción de pedidos. Hay que ser concretos, si es posible, hablar de datos y resultados conseguidos, no caer en las generalidades.

También puede ser un buen espacio para expresar el gusto por nuestro trabajo, la motivación. Pero no de una forma genérica, pues caeríamos en el storytelling, sino de forma concreta: qué tareas concretas de atraen más, en qué partes del trabajo piensas que eres más eficaz. Si somos capaces de expresar de forma directa y clara qué es lo que nos atrae del trabajo, del puesto, del sector, podremos transmitir más motivación que con una declaración genérica clásica (aprendo rápido, muy motivado hacia el trabajo…).

Por supuesto esta sección del cv debería personalizarse para cada puesto o empresa de nuestro interés.

Todo esto, muy parecido, lo podemos desarrollar en el extracto de LinkedIn. A este respecto, hay un artículo de referencia de Pedro de Vicente, que no me canso de enlazar: Nuevas ideas para crear el extracto en LinkedIn.

Publicar un blog

Es una vía excelente para mostrar tu trabajo. Cada vez más lxs reclutadorxs hablan de cómo emplean tiempo en la investigación de los perfiles, en la búsqueda de candidatxs en internet y en redes sociales y en saber mucho sobre las personas antes de que lleguen (si es que llegan) a la entrevista. Si nos buscan, ¡que nos encuentren! Y que encuentren lo que nos interesa profesionalmente, nuestro saber hacer, nuestro conocimiento, la demostración de cuánto tenemos que aportar.

Tener un blog sobre nuestro trabajo, sobre nuestro sector, demuestra que somos personas con interés por nuestra profesión, con capacidad de adquirir, gestionar y transmitir información, con habilidad para expresarnos y para generar relaciones con nuestro entorno profesional.

La entrevista centrada en competencias

Cada vez más las empresas enfocan sus entrevistas profesionales hacia las competencias. Pero si acaso no lo hicieran, a lo mejor nos interesa tratar de dirigirlas nosotrxs. En este tipo de entrevistas las preguntas hacen referencia a casos concretos del pasado en el que el candidato demostrara poner en marcha la competencia que el reclutador/a está buscando. Por ejemplo, para una selección de un camarerx podrían preguntar: cuéntame una situación en la que tuvieras que lidiar con una alta carga de trabajo. Si hemos hecho el primer ejercicio de identificar nuestros éxitos concretos en los puestos de trabajo por los que hemos pasado, tendríamos que ser capaces de responder a una pregunta como ésta, mostrando que estamos familiarizados con una situación así, que comprendemos la presión que supone ese tipo de situaciones, que podemos actuar en consecuencia y finalmente conseguir un buen resultado. A este esquema de respuesta se le llama “método STAR”: situación, tarea, acción y resultado.

  1. Primero se describe la situación concreta, en un trabajo anterior.
  2. Se explica qué se esperaba de unx en esa situación.
  3. A continuación cómo se actuó para superar el reto.
  4. Y, por último, se describe el resultado final.

 

¿En qué otros momentos de un proceso de búsqueda crees que se puede “mostrar” nuestra valía profesional? ¿Qué otras acciones pueden reforzar esta idea de mostrar más que contar?

Anuncios

2 pensamientos en “En la búsqueda de empleo, ¿cuentas o muestras?

  1. Lo de tener preparado un extracto con tus logros por áreas me parece una idea fenomenal que se puede tener preparada también de cara a realizar una carta de presentación para cada curriculum que enviemos.

    Me gusta

    • Hola, Inma. Muchas gracias por tu comentario. Yo también lo veo así: me parece un buen ejercicio que nos puede ser de utilidad en distintas fases del proceso de búsqueda: para redactar de una forma u otra nuestro cv, para la carta de presentación, para nuestros perfiles en redes sociales, para la entrevista… Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s